Mi nuevo juguete: Sigma 150-600 Contemporary, primeras impresiones

Hace unos días amplié mi equipo con un nuevo “cristalillo”: el nuevo Sigma 150-600 Contemporary. Llevaba tiempo detrás de comprar un teleobjetivo pero no tenía claro por cuál decidirme. No son precisamente baratos y no quería equivocarme en una compra así. Intento que todo lo que llevo en la mochila sea de la máxima calidad posible (teniendo en cuenta que no soy millonario), por que está claro que en fotografía lo barato sale caro y al final acabas gastando el dinero dos veces, pero como el presupuesto no me llegaba para el 400 f2.8 ni para el 500 f4, había que buscar otras opciones. Por suerte en el último año han salido varios teleobjetivos zoom a un precio muy razonable, y lo mejor, con buenas opiniones de la gente que los ha probado. Una vez con él en mis manos lo primero que pensé fue en apuntarme al gimnasio para poder manejarlo con soltura. Son dos kilos de objetivo, y eso que es la opción ligera, el modelo Sport tiene que venir con una grúa para manejarlo. No voy a entrar en muchos detalles constructivos, lo único que me convence poco es el parasol, que da la sensación de que se va a partir en cualquier momento, a ver si le pongo una funda de neopreno de esas que te mimetizan con el entorno y mato dos pájaros de un tiro. Como la idea en realidad no es matar pájaros sino fotografiarlos, me puse manos a la obra a ver si podía conseguir algo decente: tras varios días en la Charca de Suárez buscando al Martín Pescador sin mucha fortuna (por no decir ninguna), ayer por la tarde mi suerte cambió y conseguí llenar la tarjeta con fotos de este simpático pajarito:Martín Pescador _MG_6122_2th Martín Pescador Martín Pescador Martín Pescador Martín Pescador_MG_6359_2th  Martín Pescador Martín Pescador Martín Pescador Martín PescadorLa nitidez me parece bastante buena, y los fondos quedan desenfocados con un bokeh bastante natural. En principio el enfoque parece rápido y preciso, aunque tengo que seguir probándolo en fotos de acción. Aquí estoy algo limitado con mi Canon 6D, que sólo dispara 4.5fps y únicamente tiene 9 puntos de enfoque. Hasta ahora esto no había sido un problema, pero para este tipo de fotografía si se echa en falta algo más de rapidez, al igual que la tarjeta SD, conviene usar una rápida. Martín PescadorAdemás del Martín, pude fotografiar un Martinete jóven que se me puso tan cerca que tuve que cambiar la focal de 600 mm a algo más de 450 mm para poder meterlo entero en el encuadre:_MG_6168_2th _MG_6291_2th _MG_6320_2thTambién se paseó por allí algún ejemplar de flamenco jóven, aunque algo más alejado:_MG_6084_2thSeguiré probándolo, a ver si lo exprimo al máximo y os lo cuento.

One and the Universe

Anoche tenía este título del gran Ernesto Sábato en la cabeza. Íbamos dirección a Sierra Nevada y yo tenía ganas de hacer el antiguo observatorio del Mojón del Trigo recortado contra un cielo inundado de estrellas. Así de fácil, sin iluminación artificial, sólo la silueta del observatorio y el cielo estrellado. Llevo tiempo pensando en esta foto, siempre que subo a la sierra me la imagino. Uno y el Universo. Ayer parecía el día ideal, quedada con amigos, nevera llena de refrescos, agua, bocatas, y escapar del calor sofocante de la costa para pasar de 35º a menos de 10º en apenas 100km. Llegamos a la Hoya de la Mora con tiempo suficiente para ver cual era el sitio ideal, así que decidimos bajar primero al refugio de San Francisco antes de que anocheciera y dejar el observatorio para cuando la Vía Láctea hiciera aparición. Así lo hicimos, el refugio muy bonito y las estrellas y las nubes acompañaban:_MG_5449_2th
Antes de las once ya teníamos la Vía Láctea visible, así que cambiamos de encuadre para capturarla:
_MG_5459_3th
El cielo empezó a ponerse feo, así que pusimos rumbo al observatorio que todavía teníamos más de 2 km porteando mochilas y trípodes cuesta arriba (alguno sudó la gota gorda ;-) ). Cuando llegamos el cielo era un desastre. Nos comimos los bocatas esperando a que mejorara pero tenía mala pinta. Estrellas pocas, las nubes feísimas emborronándolo todo y de Perseidas o Vía Láctea ni hablamos. Pero ya que estábamos allí había que llevarse alguna foto, así que cambio de planes y elección de un balance de blancos para tener un cielo naranja, que tampoco están mal, a lo Mordor._MG_5484_2th
Bueno ya tengo la silueta, otro día volvemos a buscar las estrellas…

Buscando a Nemo

Esta semana he estado de viaje. Teníamos ganas de pasar unos días en los Pirineos y de paso quitarnos un poco del calor que azota el Sur. Ya que íbamos hacia el Norte, decidimos hacer una parada en Valencia y visitar la Ciudad de las Artes y las Ciencias. El sitio merece la pena, sobre todo el Oceanográfico, y el conjunto arquitectónico, sin duda impresiona._MG_4593_2thLo que hay dentro es igual de bonito, cientos de especies nadando a tu alrededor, como si estuvieras buceando (pero sin el riesgo de que te devore un tiburón o lo que es peor aún, que te pique una medusa).  _MG_4575_2th _MG_4576_2th _MG_4577_2thDe estas tenemos en mi pueblo un montón, pero aquí parece como si estuvieras mirando al espacio. Los caballitos de mar son también de otro planeta, y no tan fáciles de ver con el tubo y las gafas…_MG_4559_2th _MG_4568_2thCualquier pececillo nos dejaba con la boca abierta_MG_4589_2thDespués de todo el día viendo tiburones, focas, delfines y otros animalillos acuáticos, como no estaba lo suficientemente cansado, volví a ver como quedaban los edificios al atardecer y con la hora azul._MG_4602_2th _MG_4608_2th _MG_4610_2th _MG_4623_2th _MG_4625_2th _MG_4628_2th _MG_4629_2thBastante futurista, no me extraña que la hayan elegido como escenario para rodar parte de Tomorrowland. Para rematar la faena, volvimos a hacer la visita nocturna, aprovechando que en verano el Oceanográfico abre hasta las doce de la noche._MG_4633_2th Las salas estaban prácticamente vacías (estaba todo el mundo en el espectáculo de delfines)_MG_4648_2thY por supuesto encontramos a Nemo:_MG_4587_2thLo de los Pirineos ya si eso os lo cuento otro día… ;-)