My two favorite stars

En mi última salida nocturna este verano tuve la suerte de contar con dos ayudantes de excepción, que aguantaron pacientemente todas mis repeticiones de toma, posaron una y otra vez sin rechistar y hasta ayudaron con la iluminación. Les expliqué un poco qué es la sensibilidad, la apertura del diafragma y el tiempo de exposición, vimos algunas Perseidas, la Vía Láctea, y un cielo espectacular lleno de estrellas. Ahora que ya son mayores espero volver a salir con ellos muchas veces más.

One and the Universe

Anoche tenía este título del gran Ernesto Sábato en la cabeza. Íbamos dirección a Sierra Nevada y yo tenía ganas de hacer el antiguo observatorio del Mojón del Trigo recortado contra un cielo inundado de estrellas. Así de fácil, sin iluminación artificial, sólo la silueta del observatorio y el cielo estrellado. Llevo tiempo pensando en esta foto, siempre que subo a la sierra me la imagino. Uno y el Universo. Ayer parecía el día ideal, quedada con amigos, nevera llena de refrescos, agua, bocatas, y escapar del calor sofocante de la costa para pasar de 35º a menos de 10º en apenas 100km. Llegamos a la Hoya de la Mora con tiempo suficiente para ver cual era el sitio ideal, así que decidimos bajar primero al refugio de San Francisco antes de que anocheciera y dejar el observatorio para cuando la Vía Láctea hiciera aparición. Así lo hicimos, el refugio muy bonito y las estrellas y las nubes acompañaban:_MG_5449_2th
Antes de las once ya teníamos la Vía Láctea visible, así que cambiamos de encuadre para capturarla:
_MG_5459_3th
El cielo empezó a ponerse feo, así que pusimos rumbo al observatorio que todavía teníamos más de 2 km porteando mochilas y trípodes cuesta arriba (alguno sudó la gota gorda 😉 ). Cuando llegamos el cielo era un desastre. Nos comimos los bocatas esperando a que mejorara pero tenía mala pinta. Estrellas pocas, las nubes feísimas emborronándolo todo y de Perseidas o Vía Láctea ni hablamos. Pero ya que estábamos allí había que llevarse alguna foto, así que cambio de planes y elección de un balance de blancos para tener un cielo naranja, que tampoco están mal, a lo Mordor._MG_5484_2th
Bueno ya tengo la silueta, otro día volvemos a buscar las estrellas…

Venganza en La Juana

Ayer volvimos a las andadas. Como si de una película del oeste se tratase, cual cinco forajidos cuyo rostro aparece bajo las letras “WANTED, DEAD OR ALIVE”,  nos acercamos al poblado abandonado de La Juana, armados hasta los dientes, cámara al cuello, trípode al hombro y linterna en mano. Con nocturnidad y alevosía. Lo admito. Llegamos algo cautelosos eso sí, esperando en cualquier momento la visita del sheriff del condado, para hacernos abandonar nuestra actividad. Alguno de los compañeros decía escuchar un helicóptero pensando que nos vigilaban desde el aire… tras superar nuestra paranoia inicial y discutir distintos encuadres  y esquemas de luz, nos decidimos por lo que parece ser un antiguo cuartel de la Guardia Civil… paradojas de la vida._MG_1439_2th