Septiembre

Ha llegado septiembre de nuevo y se me había pasado compartir el calendario con vosotros, menos mal que tengo amigos que están en todos los detalles. Esto de empezar una nueva etapa en un sitio nuevo con nuevos compañeros me tiene despistado. Espero que os guste, de mi última salida, empapado hasta arriba por una ola que no vi venir.Calendario Septiembre 2016

Senftenberger See

Ayer llegué de pasar unos días en Alemania y la República Checa. Nos habían invitado nuestros amigos alemanes Jacob y Lena, así que allí nos plantamos dispuestos a hacer una inmersión lingüistico-gastronómica en la cultura alemana y por supuesto, por mi parte, a hacer todas las fotografías que fuera posible. Alemán la verdad es que he aprendido poco, las cervezas y las salchichas se me han dado bastante mejor y fotos tengo unos cuantos gigas que revisar y procesar (lo peor es que todavía tengo pendientes las del viaje a Italia que hice en Junio con mis alumnos y alguna que otra más…). Mientras me pongo con todo lo atrasado os dejo la primera que hice el día que llegamos. Se trata de un lago en Senftenberg, donde la gente va a bañarse y a hacer deportes acuáticos. El pueblo está rodeado de este tipo de lagos artificiales, cuyo origen son minas de carbón a cielo abierto que una vez explotadas se inundan (otro día os pongo alguna foto, la verdad es que es impresionante la deforestación que hacen para este tipo de minas). Senftenberger See

Han sido unos días inolvidables, lo hemos pasado genial así que:                                         Jacob, Lena, Ole und Nielsi … danke sehr !!!

L’isola vi aspetta

Ayer cambiamos Roma por Venecia. No os voy a contar lo bonita que es la ciudad por que seguro que ya lo sabéis, canales infinitos entre un laberinto de callejuelas por el que perderse y volver a encontrarse siguendo las señales de «per Rialto» y «per S. Marco». Antes de bajar del vaporetto ya tenía claro la foto que me quería llevar a casa, aunque no sabía si sería fácil hacerlo entre tanto turista y el ir y venir de los gondoleros. El cielo prometía a primera hora de la mañana pero el vaporetto se retrasó más de media hora y las nubes empezaron a disiparse. Tras un primer intento matutino que no me dejó del todo convencido, después de comer puse rumbo de nuevo al Palazzo Ducale a ver si el parte meteorológico no se equivocaba de nuevo… Tuve suerte, acertaron. Os dejo una de la serie, directamente de la cámara al iPad, en cuanto llegue a España reviso el resto.VeneciaDatos de la toma: algo más de dos minutos de exposición, trípode, disparador y unos cuantos japoneses a mi espalda con sus cámaras al cuello de 3000€ muy sonrientes preguntándome qué era eso tan raro que tenía puesto delante del objetivo: filtro de densidad neutra de 10 pasos y degradado inverso de 3 😉