Y septiembre nos atrapó…

Y así se quedaba la playa de mi pueblo los últimos días de agosto…vamos a por el otoño!

CalendarioSeptiembre2017

Anuncios

Collar de nylon

La semana pasada, durante las vacaciones de Semana Santa,  pude disfrutar una mañana haciendo fotos en la Charca de Suárez en compañía  del amigo Paco Mula. Es época de cría y con suerte se pueden ver pequeños ejemplares de las distintas especies que anidan en el humedal, como las crías de calamón siendo alimentadas por sus progenitores o los pequeños patitos nadando alegremente en familia por todas las charcas.Calamón con críaspatitos

También se puede ver algún ejemplar de polluela bastarda, aunque es muy escurridiza y es complicado obtener una toma limpia ya que le gusta moverse entre la vegetación. Más fácil de fotografiar fueron las cigüeñuelas, que ya casi cuando estábamos para irnos decidieron acercarse un poco.cigüeñuelasUna de ellas tenía en el cuello lo que parecía un hilo de pescar, aunque no parecía molestarle mucho y podía volar con normalidad, esperemos que pueda librarse de él sin hacerse daño.cigüeñuela

No smoking

Este fin de semana toca doble entrada en el blog; el viernes estuve de salida nocturna de las que hay que hacer de vez en cuando, sin prisas, con bocata y refresco, una buena localización y mejor compañía. El objetivo era fotografiar alguno de los secaderos que se pueden ver por la vega de Granada y allí nos dirigimos Pizarro, Montse, Manolo, Ramón, Juan Carlos y un servidor a ver como se daba la noche. Estas singulares construcciones se han utilizado desde principios del siglo pasado para secar las hojas del tabaco que se cultivaba por toda la vega granadina. De las distintas tipologías constructivas, probablemente los más “fotogénicos” sean los realizados con palos (normalmente de chopo), muchos de ellos bastante deteriorados. Aquí os dejo algunas de las fotos que hicimos, probando distintas iluminaciones:

Hasta siempre Huéscar

Hace unos años os contaba en un post que por motivos laborales mi vida de lunes a viernes transcurría al norte de la provincia de Granada, en Huéscar. Hoy era mi último día en la que ha sido como mi casa durante diez años. He pasado allí mucho tiempo, así que voy a echar de menos muchas, muchísimas cosas: el insti, el borrego de los nuevos y el arroz de los veteranos, ir en bici a trabajar, el padel, los churros, las clases de guitarra y la cerveza en los Jardines, comprar en el mercado, llevarme cordero en vacaciones, escuchar a la gente decir “pijo” “qué giro” “zagales” o “aluegoluego”, a los compañeros de atletismo Huéscar (y Galera…) que me llevaban con la lengua fuera, la chimenea del Pedreño y el vino del país, ir a correr y cruzarme con ardillas por el camino de las Santas, los jueves de los maestros en el UFE, el X o el Pepillo…Y por supuesto, voy a echar de menos a todos los que han compartido conmigo esos momentos y han hecho los duros inviernos del altiplano más llevaderos. Empiezo una nueva etapa en un nuevo centro y con nuevos compañeros, espero estar por lo menos la mitad de bien. Gracias a todos.planethuescar