L’isola vi aspetta

Ayer cambiamos Roma por Venecia. No os voy a contar lo bonita que es la ciudad por que seguro que ya lo sabéis, canales infinitos entre un laberinto de callejuelas por el que perderse y volver a encontrarse siguendo las señales de “per Rialto” y “per S. Marco”. Antes de bajar del vaporetto ya tenía claro la foto que me quería llevar a casa, aunque no sabía si sería fácil hacerlo entre tanto turista y el ir y venir de los gondoleros. El cielo prometía a primera hora de la mañana pero el vaporetto se retrasó más de media hora y las nubes empezaron a disiparse. Tras un primer intento matutino que no me dejó del todo convencido, después de comer puse rumbo de nuevo al Palazzo Ducale a ver si el parte meteorológico no se equivocaba de nuevo… Tuve suerte, acertaron. Os dejo una de la serie, directamente de la cámara al iPad, en cuanto llegue a España reviso el resto.VeneciaDatos de la toma: algo más de dos minutos de exposición, trípode, disparador y unos cuantos japoneses a mi espalda con sus cámaras al cuello de 3000€ muy sonrientes preguntándome qué era eso tan raro que tenía puesto delante del objetivo: filtro de densidad neutra de 10 pasos y degradado inverso de 3 😉

We’ll come together

Como algunos sabéis estoy pasando unos días de Viaje de estudios en Italia. No tengo apenas tiempo de revisar las fotos que voy haciendo, por ahora no muchas, y subirlas a la red es misión casi imposible con los alumnos conectados como posesos a la pobre WiFi del hotel, pero no quería dejar más días sin actualizar el blog, así que aquí os dejo un rinconcillo de Roma.  Hoy dejamos la capital para poner rumbo a Mestre, mañana toca visita a Venecia.We'll come together